DSC03524

Así en el cielo como en la tierra

Así en la tierra como en el cielo

Qué lío tenemos los humanos marcando dos caminos para elegir uno perdiendo el otro, cuando no son más de dos los que nos ponemos como opciones para meter la pata. Qué lío creer que lo divino tiene un espacio marcado, concreto y diferente a lo humano.

¡Ay Jesús… que seguimos sin enterarnos!

Cada vez siento más que vale ya de hacernos defensores de la verdad para ciertas maneras y ciertos caminos como excusas para no vivirme en la oración de lo cotidiano. Vale ya de cierta terminología sagrada como manera de distanciarme y diferenciarme del resto de la humanidad.

Hay un sabor rancio que me indica que es tiempo de dejar de esconderme y protegerme con todo eso y salir a la Vida, hay un hastío que me señala que son pasos en círculos para seguir distinguiéndome usando disfraces de sagrado cuando es tan falso como el botox que adormece para no mostrar las arrugas. Una belleza falsa y artificial, un aroma que se agota con su uso en el tiempo, un azucarillo que necrosa el corazón. No tiene sentido y ya se sabe que lo que no lo tiene muere por inanición. De hecho sólo muere lo que es falso y seguimos empeñados en seguir dándole vida a lo que por definición nace muerto.

Sólo hay un camino y cada paso que lo contiene es a golpe de corazón, el único que tiene autoridad y te legitima para estar donde estás en tu vida. No hay otro lugar donde tengas que estar ni con el que te expreses más ni mejor que justo en el que estás, haciendo lo que haces. Justo ahí puedes Amar o aprender a hacerlo.

La Vida te pone en el lugar que ahora ocupas para expresarse a través de ti en lo cotidiano, en lo humano (padre, madre, hermanx, hijx, amigx, ejecutivx, camarerx, cura, paradx, amante, amadx, …). Es Ella la que te da legitimidad para estar dónde estás y esa autoridad es la única en la que apoyarse para darte completamente haciendo lo que corresponda en cada momento. ¿Por qué seguimos dudando de la Vida? Y no es más importante ni menos que cualquier otra “función”, es la que corresponde ahora y la prueba de que esto es así es que ahí estás, haciendo lo que haces como la más sagrada expresión.

No es lo que haces sino desde dónde. La vida te ha puesto ahí humano, humana. Date por completo en todo, la vida te legitima para ello. Y si tienes que cocinar hazlo desde el corazón, eso lo convierte en sagrado, y si tienes que dirigir una empresa hazlo desde el aliento de la vida, Ése es el que lo convierte en sagrado, y si tienes que cogerle la mano a alguien hazlo desde la Sangre del que nos enseñó porque de nuevo Éso lo convierte en sagrado, y si tienes que dejarte cuidar hazlo desde la Humildad del que nos mostró porque es la sabia que te recorre entera.

¡¡Humano eres sagrado!! Ya vale de gilipolleces y vívete en tu sagrada humanidad con lo que corresponda en cada momento. Eso significa ASÍ EN EL CIELO COMO EN LA TIERRA. Y por eso esta tierra es sagrada ya que no se distingue del cielo. Sólo una tonta como yo podría poner el horizonte como una línea divisoria, es justo ahí donde se ve que son lo mismo. Es ahí dónde Su voluntad se hace “así en el cielo como en la tierra”.

Foto Itxaso Diaz

#ElartedeSeryvivirencadaintento
#rociomacias #rociodeliberadamente #DeLiberadaMente #EscuelaCreativadeCrecimiento #EstiempodeVolarsintiempo #Perdon #Mindfulness #Silencio #Encuentro #Yoganodual #Presenciaenlaesterilla #meditacion #vidasana #salud #calm #keepcalm #life #vida #yogalive #yoga #namaste #instandgood #love #health #healthylife #Esencia #Libertad #Descanso #Renacimiento

 


Gracias por compartir
Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.