Sobre mí

Antes de compartir contigo “mi historia” me gustaría que recordásemos juntos nuestra verdadera identidad y de dónde surge todo conflicto. Todo nuestro sufrimiento nace de una confusión sobre QUIÉN realmente ERES. Sólo eso, una idea en tu mente. Cómo ves, pura ignorancia, inconsciente e inocente.

Es en esos momentos, en los que deseas cambiar algo, ya sea en el otro, en ti o de una situación, o piensas que debiera suceder de otra manera, en el que surge la lucha. Ves un error y de nuevo sientes sufrimiento, malestar, soledad, ansiedad.

Pero estoy segura que millones de veces te has sentido en plenitud, sintiendo cómo el corazón se expande, simplemente contemplando un atardecer, la sonrisa de un niño, el abrazo de un ser querido. En estos momento no hay rechazo, lucha, oposición sino un estado pleno de SER que lo abraza todo. Recuerdo, siendo niña, de unirme a todo y todos, que experimentaba sin más, ese sentimiento dulce del amor, esa chispa divina. Seguro que en algún momento lo has sentido. Esta es tu auténtica Identidad.

Este darme cuenta fue el que me llevó a recorrer el camino que hoy me trae hasta aquí, sin espacio, ni tiempo, sino el recuerdo sentido de la Eternidad en el Corazón. Este es el sendero que quiero compartir contigo, sí, contigo, que estás leyendo estas frases e iluminando tu rostro con una sonrisa en los labios. Gracias por compartir este instante.

¡¡Así que, deshagamos la ilusión!! Sin ti no puedo hacerlo.

Para aquellos que quieran saber un C.V. profesional lo dejo en formato PDF para quién quiera y necesite leerlo.

Nunca fui una buscadora sino que el camino apareció, sin más, como siempre. Mi vida era tan agitada, tan estresante, sin tiempo, sin dejar de hacer, respondiendo a mil cosas a la vez intentando ser alguien. (No me daba cuenta, que YA ERA). Esto me llevó a una enfermedad que me hizo parar encontrando la meditación en mi camino.¡ Bendita parada en el silencio! Comencé siendo autodidacta y después con la meditación Vipassana con diferentes maestros. La meditación me trasladó a un lugar de descanso, de autoconocimiento y amor que me recordaba a esos espacios en los que siendo niña me sentía unida. Gracias a este camino y a Paco Mingorance, maravilloso maestro del Perdón no dual, conocí al que hoy es una de las referencias más importantes en mi camino, Jorge Lomar y la escuela del Perdón de la Asociación Conciencia de la que hoy formo parte del equipo de tutores. Cuando escuché lo que decía, algo dentro de mí decía, no sé que es ésto, pero ésto ES. También quiero dar las gracias a Reyes Ollero, por las grandes enseñanzas que cada día me muestra, por su gran corazón. Gracias a los tres, os siento en mí y me siento en vosotros.

También quiero dar las gracias a Sergi Torres por mostrarme con tanta facilidad lo que es AMAR. Y cómo no, Sara, como espejo en el que mirarme.

¡Qué buen encaje el Perdón, la Meditación y el yoga! Piezas del mismo mapa en el Camino de regreso a Casa. ¡Celebro el re-Encuentro!

Por último y no menos importante, debido a toda mi carrera en la danza, no podía faltar un espacio para la meditación en movimiento: el yoga. Es curioso que en mi camino llegué a practicarlo como complemento a la meditación y no al revés como en la mayoría de los casos. Comencé con algo bastante atípico como es el hot yoga que hoy en día imparto como profesora en varios centros. Después llegó el yoga dinámico de la mano de José Luis Cabezas y Godfrey Deveraux. Para mi es el yoga como maridaje perfecto del Mindfulness y la meditación. De hecho al grupo de yoga que se creó lo llamo “Presencia en la esterilla” ya que se trata de dejarse vivir desde ese espacio de silencio interno sintiendo cada movimiento, cada latido de corazón, cada respiración, cada ensanchamiento y alargamiento, en definitiva, vivir el aquí y el ahora profundizando en el sentir y la presencia. Gracias José Luis por tu maestría y buen hacer. Y es por esto que, como no podía ser de otra manera, aterrizó Rafael G. de Silva y de su mano aprendí, profundizando en las técnicas ya aprendida de meditación el Mindfulness. Gracias por tu sencillez, cercanía abrirme las puertas a poder compartir esta herramienta que sigue creciendo sin parar.

Este es el mapa completo y resumido de las tres llaves que forman parte del proyecto “De Liberada Mente” y que deseo compartir contigo, si es que la vida quiere que ese encuentro se produzca. Tres maravillosas puertas de acceso y profundización a la conciencia, a quién realmente ERES. Volviendo al punto de partida… Simplemente SER, deshaciendo la ilusión.